14/11/17

Thor: Ragnarok (O la tercera es la vencida, o... ¡Gracias, Marvel!)




¡Hola a todo el mundo!


Pues bien, se estrenó ya en todas partes (creo) la tercera y última entrega de Thor y su saga en solitario. Así que, fiel a mi costumbre, golpearé sin piedad… ejem… quiero decir, hablaré sobre la película, mis quejas, lo que me pareció genial, lo que no tanto y en fin, no más que mi opinión.


¿Y por qué “la tercera es la vencida”? Porque mis amores: ¡Al fin una película de Thor en solitario que no me aburrió! Y no es por ser mala onda pero siempre he pensado que las pelis de Thor son las más flojas de UCM, las tramas simples y los villanos más decepcionantes (siempre exceptuando a Loki) de toda la saga Marvel en el cine.


Ok, no voy a tener complejo Loki y decir que es mi favorita o que es la mejor de Marvel hasta ahora, porque la verdad es que tiene unas fallotas que Dios guarde la hora. A partir de este momento, avisad@s quedáis: ¡Regalo spoilers bien y bonito! Si escribo algo fuera de lugar, me disculpo de antemano, pero estoy súper dopada (de medicamento, no de hierbas felices), y creo definitivamente que el señor Taika Waititi —¿No adoran su nombre?— también estaba dopado en su momento creativo para esta cinta, y sí, probablemente él si consumió hierbas felices. Esta cinta, creo que ya lo había dicho como preliminar en mi face, tiene del cómic del mismo nombre sólo eso: el nombre. Y aquí hago un paréntesis, quién no haya leído la maravillosa novela gráfica de Ragnarok, favor de ir y hacerlo, porque en lo personal creo que es uno de los mejores tebeos del Dios del Trueno. Además, claro, sabemos que también la película está basada en otro ENORME tebeo de Marvel: Planet Hulk (porque claro, necesitaban a otro personaje de gran peso para que la tercera cinta de nuestro greñudo dorado no resultará tan… digamos, tibia, como las anteriores. ¿Y quién mejor que Hulk? Btw, también corran a leer ese cómic). Como dije, de las tramas originales sólo hay referencias, muchas. Eso se agradece para quienes son fans de los cómics porque las entienden y seguramente estaban como yo en el cine jodiendo con algo así como “¡Oh, sí! ¡Ese es Beta Ray Bill!” o “¡142 es por la primera aparición de Valquiria en los cómics de Hulk!” Y como verán, seguramente el 70% de quienes  no entendieron lo anterior es porque no conoce los cómics. Sin embargo, la película definitivamente no necesita las referencias por montones porque funciona por sí misma. Es decir, se agradecen, pero dan igual.


Thor: Ragnarok es un compendio de psicodelia, comedia de la buena y de la simple, de incoherencias, de acción increíble y de momentos vergonzosos y otros tantos memorables. Ha sido la cinta de  Thor más exitosa y es de esas pelis que, como fan, amas u odias. No creo que haya un término medio… bueno, quizás sí, porque yo todavía no me decido en mi amor o mi odio por ella. ¡Nah! No la odio, pero tampoco me fascinó y ahí les va el por qué.


Comenzamos con Thor encadenado en Muspelheim contando la historia de cómo llegó a tal situación a… un esqueleto de débil mandíbula. Obviamente desde el primer cuadro nos abofetean con lo que ya sabíamos: ¡Comedia! Entonces aparece Surtur, un ser mitológico que está destinado a acabar con Asgard en cuanto el Ragnarok comience, cosa que está sucediendo porque Odín desapareció y Asgard está indefensa. Y es hasta entonces… ¿En serio, Thor? que nuestro héroe se da cuenta de que algo muy extraño sucede en su tierra natal.


Entonces, por su pollo, Thor vence a un Surtur debilitado y le roba su “gran ceja” como trofeo. Regresa a Asgard para darse cuenta que Heimdall ha sido condenado por Odín y está prófugo, sustituido en su labor como Guardián del Reino por Skurge (villano de los cómics y de Thor y rebajado a un simple sirviente redimido… pero sigamos). Thor llega al reino para presenciar una estatua de Loki (y con permiso, voy a graduarme de pitonisa o de plano era demasiado cliché el asunto de la estatua… chiste local), también presencia el final de una obra teatral en la que Loki, por supuesto, muere valientemente en los brazos de Thor-actor reviviendo la historia de Un mundo Oscuro; al estilo Loki, of course. Vemos a Odín en un diván tragando uvas y casi llorando por la excelsa actuación de Matt Damon como Loki.


Y esa es la realidad de Asgard, damas y caballeros, Loki ha tomado el lugar de Odín para… sólo para saciar su ego. No que no fuera gracioso ver a Anthony Hopkins actuando como idiota, pero yo esperaba que esa sonrisa maquiavélica de Loki al final de Un Mundo Oscuro fuera con un fin más serio, y no sólo una patética excusa para gobernar-no gobernar Asgard, dejar como si nada que los Nueve Mundos se estén yendo a la mierda mientras él se sacia de uvas y lisonjera. ¿Me explico o soy una amargada sin remedio? Es decir, nos había quedado claro que Loki amaba Asgard, sí, quería gobernarlo, pero en un intento de quizás ser como Odín, un rey si no justo, al menos sabio en teoría. No la simpleza absurda de ser tratado literalmente como un Rey de cuento barato para mentes mediocres. ¿No se supone que Asgard es un pueblo milenario y de gran sapiencia? ¡Es la raza de dioses guerreros! Pues no, sólo otro pueblo chafa que se traga las mentiras de su Rey y si por algún motivo (Hola, Heimdall) se dieron cuenta del ardid… pues ¡meh!


Thor descubre la mentira, claro, y no sólo porque Surtur prácticamente se lo dijo, sino porque hasta él entiende que Odín nunca permitiría un Asgard alabando a Loki. Obliga a Loki a decirle en dónde está Odín y llegan hasta Nueva York porque el malvado de nuestro pelinegro favorito lo dejó en un asilo. El asilo está siendo demolido y ahora no saben en dónde quedó la bolita, digo Odín, y tenemos el mejor cameo de la cinta: Dr. Strange.


Antes de eso, otra pausa… Jane definitivamente está fuera de la vida de Thor, no que tuvieran un romance digno de telenovela, al contrario, coincido con la mayoría de ustedes: estaba destinado al fracaso desde el primer momento. Y no, no por Jane y lo que hicieron con su personaje en el UCM, sino porque nunca tuvieron la química suficiente para lograr el gusto del público, y el fanservice, mis amigos, el fanservice. Everywhere, yo me pregunté: ¿Cómo demonios una simple mortal supo que Jane había dejado a Thor? Es decir, se puede deducir que los Vengadores son sumamente populares en la Tierra, ¿no? Que conozcan a Thor y si lo ven le pidan una selfie está… bien, digamos, pero que sepan que no hay romance entre el dios y la astrofísica da miedo, y además que ella fue la que “dejó” a Thor da más miedo. Sí, lo sé, fue la explicación express y barata al por qué Natalie Portman no saldrá más en el UCM, pero me imaginé un mundo en el que hay revistas del corazón que cuentan los chismes de nuestros héroes, que siguen sus pasos hasta para saber de qué color son sus calzones. ¡Es absurdo!




Pero volvamos con Dr.Strange. El hombre desaparece a Loki (y sí, fue muy gracioso que lo mantuviera cayendo durante media hora) mientras le dice a Thor que no quiere a Loki en la Tierra. Mucha comedia (hasta para Dr. Strange) tipo Buster Keaton y Thor viéndose como tonto… no que no sea visto por much@s fans de esa manera desde antes, gracias Marvel. Stephen, con tal de deshacerse de Loki rápidamente, abre un portal a Noruega, en dónde Odín ha decidido pasar sus últimos días de vida. Así que Thor y Loki al fin lo tienen cara a cara, y no importa que Loki lo haya mandando muy lejos, que tomara su lugar, y demás cosas que hizo mal, porque Odín sigue amándolo a pesar de ello (inevitable que nos volvamos blandos con la vejez), y les dice que tienen una hermana malvada y que traerá la destrucción de Asgard: El Ragnarok es inevitable. Muy loable de su parte que NO intentara comunicarse antes con sus retoños para al menos advertirles del peligro… ¿En serio, Odín? ¿En serio? ¿Por qué mierdas hasta el último momento? En fin, cuál cuento de hadas, Odín se disuelve en motas luminosas y se va. Al fin ocurre un momento de coherencia y Thor se enfada, y con razón, con Loki. Con todo y chispitas en las manos de Thor.


Pero como Odín ya estiró la pata, un portal que quién sabe cómo diablos se formó, aparece frente a ellos y Hela hace su triunfal aparición. ¡Hola enfermeraaaaaaa! ¡Fiuuu! ¡Fiuuuuu! ¡Pero qué pedazo de belleza es Cate Blanchett, verdad de Dios! Ejem… perdón por mi efusividad.

Entonces nuestra querida Hela, que para efectos prácticos es la hermana mayor y no la hija de Loki (porque sería muy extraño) hace su triunfal aparición. En una hilarante referencia al mismo Loki en Avengers, Hela les exige arrodillarse y Loki se ofende, cómo no. Y como de ninguna manera van a humillarse frente a una extraña de la que apenas supieron que es su hermana malvada, Thor la enfrenta valientemente usando a Mjolnir… Un momento de silencio por nuestro adorado martillo. Sorprendido y asustado por el poder de Hela, Loki pide regresar a Asgard (¡Cobaaaardeee!... Ah sí, es Loki. Gracias Marvel). Hela aprovecha y se les une, combatiendo por el Bifrost y mandando a Loki muy lejos (pa’ que vea lo que se siente) y a Thor siguiendo a su hermano lejos del puente arcoiris.


Hela llega a Asgard y así como si nada, hiere mortalmente a Volstagg y Fandral… porque no son populares y a nadie le importa que sean parte de LOS TRES GUERREROS. Indigno, de verdad. Skurge, demostrando que no es un Asgardiano muy fiel a su raza, se humilla ante el poder de la invasora y ésta lo toma como su sirviente.


Thor aterriza en un planeta dónde es capturado y luego lo salva una borracha Valquiria (que es Brunhilda, se rumorea, aunque nunca mencionan su nombre y nos quedemos con el término Valquiria, que simplemente es el nombre que se le daba a las protectoras de Asgard, a todas). Claro que lo salva para capturarlo ella y llevarlo a Sakkar, planeta donde el Gran Maestro es el líder supremo y el creador del Concurso de Campeones. Aquí debo decir que Jeff Goldblum como El Gran Maestro me cautivó por completo, es genial su actuación. Thor es, por supuesto, sometido por un gadget eléctrico en el cuello y vendido para participar en los duelos y tenemos uno de los más chistosos cameos de nuestro Stan Lee… seee, ese si me gustó mucho, y el pelito de Thor es cortado cruelmente, o eso se deduce, pobrecillo.


Nos damos cuenta de que Loki forma parte de los favoritos del Gran Maestro (manipulador como él solo) y Thor descubre que en Sakkar el tiempo es relativo y pasa muy lentamente en comparación con otros mundos (ojo a ese detalle).




Conocemos entonces a Korg, ese lindo personaje de piedra, y a Miek, un insecto con cuchillas en las extremidades. Ellos forman parte de los gladiadores que sólo dan un previo antes de los combates reales, en los que un “misterioso” favorito del Gran Maestro ha asesinado a todos sus combatientes. Thor se resigna a combatirlo para poder escapar de Sakkar y ayudar a Asgard.


¡El gran combate, chiquillos y chiquillas! Thor sale a la arena con toda su valentía y se emociona al descubrir que  nada más y nada menos Hulk es el Campeón. Cosa que no pasa con Loki, supongo que muchos de sus traumas florecieron. Total, que como vimos en el trailer, Thor termina enfrentándose a Hulk y no funciona su intento de “arrullo” para calmar al gigante esmeralda. Finalmente Thor vuelve a emanar energía y… no sabemos realmente quién ganó la pelea. O tal vez fue un empate pues los dos terminan sin sentido. (Como detalle, Hulk nunca, nunca ha perdido ante Thor).

Cuando despierta Thor (gracias por esa escena mostrando su cuerpazo) se da cuenta de que sigue atrapado, y tiene como compañero de habitación a Hulk. Lo siento, me fue inevitable hiperventilar cuando Hulk sale de la bañera y Thor le ve TODOOOOO (y se queda en su mente, además. Y en la mía ese traserito verde *ñam*). El quinjet está ahí, a la vista de todos. Thor espera que sea su vía de escape e intenta convencer a Hulk para que lo ayude a salvar Asgard, pero Hulkis no está interesado, él es feliz en Sakkar donde es venerado y querido, no como en la Tierra que nadie lo quiere *snif* (Yo sí te quiero, cosita bebé). Después de una pelea digna de niños de tres años, Thor descubre que Valquiria es… una Valquiria, y también le pide ayuda, pero ella está muy traumatizada después de lo sucedido en su pelea con Hela que mató a todas sus compañeras de batallas y de cama.





“El Señor del Trueno” finalmente escapa y logra llegar al Quinjet, pero no contaba con la indecisión de Hulk bebé, que no quiere que su amigo se vaya y comienza a destruir la nave… hasta que aparece la imagen de Natasha y lo último que le dijo a nuestro gigante verde. ¡Eso es amor, mis niñ@s! Porque Bruce, dentro de Hulk, al fin reacciona al ver a Nat y emerge de entre las entrañas del gigante para volver, después de dos largos años, a tomar el control de su cuerpo. Semidesnudo, asustado y preocupado, Bruce descubre que ha sido prisionero de su alter ego, y no sólo eso, también que está en un planeta extraño y entra en pánico. Thor le explica a grandes rasgos lo que sucede y Bruce (ya con la ropa de Tony que, o una de dos, le encanta sentirse estrangulado todo el tiempo, o es más pequeño que Bruce… ustedes entienden xD) se niega a volver a ser Hulk, argumentando que está seguro de que él, Bruce, no volverá si vuelve a transformarse. Thor le da por su lado, pero necesita su ayuda.


Valquiria les encuentra y en un giro inesperado de la trama (aquí todo el mundo tiene doble personalidad, en serio) decide que siempre sí quiere ayudar a salvar Asgard y para ello le da una ofrenda de paz a Thor, que resulta ser Loki porque ya cayó de la gracia del Gran Maestro y cómo no, necesita escapar antes de que lo conviertan literalmente en mierda. O sea, Loki no quiere salvar Asgard, sólo quiere escapar (qué novedad). Pero les ofrece la ubicación de las naves del Gran Maestro y los códigos para activarlas. La salida más rápida será por “El trasero del Diablo”, el portal más grande de Sakkar y la excusa para chistes de traseros.




Mientras todo esto sucede, en Asgard las cosas ya están color de hormiga con Hela, pues descubre que nadie la recuerda. Otro minuto de silencio por Hogun, que tampoco vale nada al parecer. Y aquí hay algo que me pareció singular, o tal vez sólo estoy alucinando (analgésicos en mi sistema ¡Wuuuu!) ¿Alguien más notó que la historia de Odín, Hela y Asgard se parece tremendamente a la mitología bíblica? Ok, yo  no soy una enciclopedia de la mitología nórdica, pero no recuerdo que Hela haya sido la mecenas favorita de Odín. Me explico: Resulta que Hela era la favorita de Odín, entre los dos crearon Asgard y le dieron su más grande gloria, Odín era “malvado y vengativo” y luego, cual Lucifer, Hela se sale de control y Odín, que de repente se vuelve “bueno y misericordioso”, la expulsa de Asgard y calla todo sobre ella, literalmente la desaparece de la Historia y a pesar de que los Asgardianos viven miles de años, resulta que nadie la recuerda… ¿Ven el paralelismo? En fin, da igual. Sígamos: Hela quiere reinar Asgard y volver a lo que era antes de su destierro, para ello utiliza la Llama Eterna para revivir a sus demonios, digo compinches malucos. Y necesita la llave de Asgard, o sea la espada de Heimdall, que éste se robó por cierto, para abrir los portales a los otros mundos. Claro, porque el tesseracto no funciona para eso, ¿eh? Es sólo una cajita cósmica de inmenso poder pero sin valor para nuestra malvada villana ¬¬.


En algún otro lado del Universo, se arma la revuelta en Sakkar y los gladiadores son liberados, tomando el control Korg, que toma una navesota nodriza muy conveniente quizás para… no sé, ¿tal vez darle asilo a miles de personas? Puede ser. Thor, Bruce y Valquiria logran escapar y llegar a Asgard en cuestión de segundos, justo a tiempo antes de que Hela le dé matarili a todos en el reino de DIOSES GUERREROS!!!!... Ejem… Thor va directo a ella y luchan y luchan hasta que él se da cuenta de que ella es demasiado poderosa, y le arranca un ojo ¡Auch! Entonces tiene otra visión de su padre, que le dice que Asgard no es un lugar, sino su gente.


Fenrir hace su triunfal… (y patética al mismo tiempo) aparición y parece que va a comerse a los Asgardianos para que no escapen. ¡Ah, cierto! Loki llega en la nave nodriza y se vanagloria de ser nuevamente “el salvador” de su pueblo. Total que Fenrir sigue con sus dientotes amenazantes y Bruce, desde la nave, se da cuenta de no que tiene opción. Debe dejar que Hulk salga y ayudar. Se tira desde la nave y… ¡Doble Auch! No se transforma hasta segundos después e intentar acabar con el gran lobo. Valquiria baja toda triunfal ya con su traje de… Valquiria (esto es confuso) y se une a Heimdall y Loki en la refriega.


Al fin a Thor se le prende el foco cuando se da cuenta de que no puede contra Hela, y le dice a Loki que no hay opción: El Ragnarok debe suceder y para ello deben regresar a Surtur. Loki corre a revivir al demonio de Muspelheim y en el camino mira muy sospechosamente el tesseracto… Ese Loki nunca cambia.


Skurge, en una epifanía, recuerda que es parte de Asgard y se une del lado de los buenos, muriendo valientemente mientras los Asgardianos escapan en la nave nodriza.




En una lucha que seguramente fue feroz pero nunca vimos a grandes rasgos (gracias) Hulk vence a Fenrir y regresa justo para intentar también darle sus cates a Surtur, en toda su gloria, destruyendo Asgard. Thor lo regaña y Hulk, con puchero y todo (bebé lindo) obedece y se marcha con los demás.


Nunca supimos si Hela muere defendiendo Asgard de Surtur, espero que no… ¿Hola? Diosa de la Muerte. Agh, qué más nos da. El pueblo fue salvado y eso es lo que importa. Thor toma su trono en la nave y deciden dirigirse a la Tierra. FIN.


De las escenas post-créditos sólo una es interesante por sí misma: La nave -todavía más grande- que aparece frente a la de nuestros héroes. Seguramente sí, es Thanos.


Ok… ¿Me gustó? Sí. Me pareció sumamente entretenida. ¿Sobraron los chistes? Bueno, es una comedia de acción, literalmente. Sobraron, cierto, pero para el tinte de la película, todos tienen su lugar. Y no voy a decir que soy una completa “Amargeitor”, porque no lo soy y me reír como foca durante la mayoría de la cinta.


Mi problema con Thor: Ragnarok es que, en pro de hacer una cinta de comedia, nos quitaron el drama inherente en los personajes. Nos dieron todo muy rápido, apenas para digerir y darnos cuenta demasiado tarde que Marvel busca, al menos con esta cinta, que nos divirtamos horrores y no profundicemos demasiado en la psique de los personajes o en la trama de la historia. Porque sí, es incoherente y sin profundidad.


Y esa es mi queja más grande hasta ahora. Porque incluso en Guardianes de la Galaxia, que sabemos que son chistes, no nos perdimos del toque dramático que toda cinta debe tener. En Thor: Ragnarok, incluso cuando muere Odín, no nos duele. Claro, Odín no era un personaje que amaramos como para sentir su pérdida. Pero sí amamos a Thor, y que tenga un segundo (¡Un miserable segundo!) de sufrimiento, jamás me va a dar la empatía dramática que se requería en la muerte de un ser querido, sobre todo porque su muerte fue demasiado simple y plana. ¡Diablos! Yo sufrí la muerte de Frigga, no por ella al cien, sino por Thor y Loki… ¡Mierda!


Me convirtieron a Bruce en un personaje cómico… ¡A BRUCE! No me importa que Thor sea un comediante, pero no soporté que Bruce, fuera de hacer chistes, fuera otro comediante. O sea, no… Porque Bruce tiene un humor seco, negro incluso. Es sarcástico ante su propia condición, esa por la que huye del mundo y de sí mismo y se niega a ser feliz. ¿En serio era necesario tirar por la borda a un personaje verdaderamente dramático? Es decir, Bruce sufre desde que se convirtió en Hulk. ¿A nadie le importa que ese sea precisamente el encanto del personaje? Dejando a lado a Hulk (que me encantó eso sí que hablara más), Bruce es un hombre atormentado. ¿De qué ching%&$&& me sirvió entonces empatizar con él ante su sufrimiento si al final del día viene Taika Waititi y lo hace decir estupideces?


Si querían un personaje OOC totalmente, y en las propias películas, ahí lo tienen. Y me da más tristeza que a Marvel no le importe cambiar tan drásticamente a sus personajes (personajes que amamos por lo que son, con defectos y virtudes) con tal de que la gente vaya al cine y se muera de risa.


Hay dos puntos rescatables que veo con Bruce, uno es que su parte humana puede salir a flote gracias a algo lindo: el amor que siente por Natasha. El que ella fuera el detonante para que Bruce recordara que todavía existe fue maravilloso. Su preocupación por ella, el que piense en Tony, de hecho, me pareció bien. Y el otro, por supuesto, que (por única vez en la película) es fiel a sí mismo y a su enorme corazón. No quería volver a ser Hulk y su miedo era real: podría no volver a ser Bruce nunca más debido al tiempo que pasó en Sakkar como Hulk. Pero no le importó al final de cuentas, porque fue más importante para él salvar a miles de personas, incluso bajo el riesgo de su propia inexistencia.

Había mencionado que pusiéramos atención al tiempo relativo de Sakkar. Para efectos prácticos, Hulk estuvo al mando durante dos años, pero el tiempo en Sakkar es mucho más lento. ¿Entonces cuánto tiempo estuvo realmente Hulk en control de su cuerpo y mente? Mucho, mucho más de dos años, seguro. Lo notamos porque Hulk es una entidad propia ya totalmente despegada de Bruce, aprendió a comunicarse mejor y adora ser el Campeón del Gran Maestro y ser querido y admirado en Sakkar. Al parecer ya no le importa asesinar, simplemente porque Bruce ya no está en su conciencia. Puedo imaginarme un escenario en que el Thor o Valquiria le cuentan a Bruce cómo Hulk se ganó el estatus que tenía en Sakkar… y al menos yo lo pondría más depresivo al saber que en sus manos hay más sangre y muerte, todavía más… ¡Ah, pero no! Bruce hace chistes tontos y qué más da unos cuantos muertos más, esa es su vida ¬¬.


Obviamente Bruce volverá (Gracias Marvel, y esta vez sí es sincero).


*suspiros*




Vamos con Loki. Loki es un gran villano… antihéroe… un gran Loki. Y sólo voy a decir algo (espero que no se me ofendan las fans acérrimas): La gente lo ama, así que no podemos hacerlo el más malo de todos. A nadie le importa realmente que quiso gobernar la Tierra, que asesinó a sangre fría y conscientemente, que si por él hubiera sido, Odín y Thor se habrían despedido del universo desde hace mucho, que no le importa traicionar a Thor una y otra vez. Su cobardía y egoísmo. Porque sólo basta una, UNA muestra de rendición y humildad, para que se convierta en un héroe. Porque fanservice, mis amores, fanservice.


Valquiria me encantó, sip. Pero nunca la voy a ver como una verdadera Valquiria. Diosas guerreras de la mitología Asgardiana, y no sólo en la Historia, sino en los cómics. En la pelí, bueno, es una borracha sin remedio, hermosa y poderosa eso sí, que durante siglos -literalmente- detesta Asgard y todo lo que tenga que ver con ello, y en un segundo de repentina epifanía quiere romperle la boca a Hela y vengarse . Bueno, ¿qué le vamos a hacer? Por cierto, qué buena genética la de los Asgardianos. Si ella ya era una gran guerrera antes incluso de que Thor y Loki nacieran, que preste la crema antiarrugas.




Thor… Bueno, Thor cómico es el resultado de un Chris Hemsworth que estaba aburrido de interpretar al Dios del Trueno y quería explotar su vena chistocilla. Bien por él y punto en boca. Porque ser un dios que supuestamente ha “madurado” a lo largo de sus experiencias no te hace más sabio y él lo demostró con creces. El punto a favor es que Thor deja de depender de Mjolnir y se da cuenta de que el verdadero poder está en él. ¡Qué raro! El pobre no sabía por qué le llamaban Dios del Trueno ¬¬.




Hela. Bien, lo único que rescató al personaje y su papel en la película fue Cate Blanchett y su increíble don para interpretar personajes. Porque Hela fue otra villana plana como en la mayoría de las películas de Marvel, dónde siempre es más importante el héroe  por supuesto, y desestiman al villano a más no poder. Y es que, simplemente vean sus escenas. El argumento de toda la película es pobre, y si en ella no se nota, es porque Cate es una GRAN actriz, nada más.


Si bien amé la participación de Stephen Strange, debo decir que hubiera sido igual si no hubiera salido. ¿Saben por qué? Porque la excusa para que apareciera era que no quería a Loki en la Tierra, porque es peligroso, ya saben, y Odín ya estaba en la Tierra. ¡Lo cual se va al carajo totalmente porque a Thor no le importa y se va a llevar no sólo a Loki, sino a Valquiria, Heimdall y demás Asgardianos a la Tierra!


Sí, tal vez no suceda porque Thanos aparecerá. Y entonces, ¿qué pasara con los Asgardianos? ¿Todo lo que pasó en Thor: Ragnarok habría valido para puras habas? Lo descubriremos en las próximas pelis.


Finalmente, El Gran Maestro. Y a pesar de que lo AMÉ, también es un personaje totalmente cambiado en pro de la comicidad de la película. Grandmaster es uno de los seres más antiguos del Universo, uno de los más sabios, y sí, le encantan las apuestas. Aquí sólo es un megalómano al que le gustan las orgías y que al parecer, su sirviente más fiel (perdón, no recuerdo su nombre pero tampoco que haya sido como para recordarlo)  parece que hasta también le limpia el trasero. ¡Detalle importante! Grandmaster y El Coleccionista son hermanos en los cómics. A ver qué hacen en el UCM con ellos. Tal vez sólo desecharlos como basura igual que a todos los villanos (siempre excepto Loki, porque Loki sí vende).


Colados sin importancia (Gracias, Marvel): Heimdall, Los Tres Guerreros y Fenrir -o Fenris, pero yo prefiero Fenrir-. Sí, Heimdall es el único que merece la pena en esta película porque al menos lo vemos salvaguardando a su pueblo y recuperando la llave de Asgard, pero desperdiciado igual que en las dos anteriores. Los Tres Guerreros chuparon faros, al parecer. Aunque creo que el único que sí se murió fue Hogun; recuerdo una escena en la que están curando a Fandral, ¿o es por mi medicación? Bah, no importa porque lo que hicieron con ellos no tiene nombre. El colmo: ¡A Thor le importó una mierda! Y eran sus mejores amigos ¬¬. Lady Sif, ni vale la pena decir que sólo la mencionan en su horrible obra de teatro. Fenrir… ¿Qué diablos? Es que, en serio, ni siquiera lo hubieran puesto en la película. Daba exactamente lo mismo.


Ya para concluir esta parte de mi entrada, y como se habrán dado cuenta, es una de las peores películas de Marvel en cuanto a adaptación y argumento en mi opinión. Todo se sucede muy rápido, demasiado OOC, nunca entiendes realmente las motivaciones de los personajes, nunca profundizan porque es más importante hacerte reír. Punto. Y por eso destaca, porque sí que es una de las mejores comedias del UCM si no la mejor. Te diviertes mucho y por supuesto que vale la pena verla si sólo quieres reírte y ser feliz por un rato. Como fan, jamás la podré en mi top de adaptaciones favoritas. Lo que hicieron no tiene nombre… bueno sí: marketing y fanservice puro y duro. Nada más. Porque en serio, sólo les faltaron las narices de payaso.


Y eso me aterra, porque el Universo Cinematográfico de Marvel en sus inicios fue una franquicia pensante, sí, con sus toques cómicos que lo caracterizan, pero ahora se van más por eso. Simplemente hay que ver Ant-Man, Dr. Strange, Guardianes 1 y 2 y Homecoming para ver la evolución de la comedia y quedó sellada con Thor: Ragnarok. ¿Será el inicio de la perdición? Espero que no, porque al menos Pantera Negra y las dos últimas de Avengers me dan esperanzas.


Y ahora sí, vamos al Fandom.





¡Thorki again! Porque este clásico ship nunca tendrá fin, y se alienta con cada mirada o palabra que se lanzan estos dos, aunque sea para maldecirse mutuamente. Thor, ya quedó claro, no tienes muchas luces. ¿Así que, qué tendría de raro que siga enamorado de su otrora hermano aunque lo culpe de la muerte de su padre y el inicio de la destrucción de su pueblo? Thor, fiel siempre al fandom, perdona una y otra vez a Loki. Claro, es el amor de su vida aunque se sigan llamando "hermano" todo el tiempo. Me gustan todavía.




Brutasha canon, damas y caballeros. Que sea ella -o su imagen y su voz- lo que devuelve a Bruce sólo demuestra que él la ama. Y eso es hermoso, en serio. Los amodoro un montón *O*.




Thundergamma para todos!!!! Oh, sí. Nunca fue una pareja slash muy recurrida, al menos no en español, pero ahora sí que hay bases (esas que nos inventamos en nuestras mentes y son geniales, of course) para emparejarlos.

Y aunque sólo fue mencionado por Bruce, al parecer éste todavía piensa en Tony (sobre todo en lo apretado de sus pantalones). ¡Scienceboyfriends!


Y claro, al parecer Thor no se quedará solo si sobrevive a Thanos. Esas miraditas que le echaba a Valquiria dicen todo. Y creo recordar que cortaron una escena en la que “algo” pasaba entre los dos. Ella es hermosa, toda una badass, borrachita, eso sí. Pero a Thor también le gusta la cerveza, ¿qué no?


Y porque el incesto es un gusto en el Fandom (nunca he entendido por qué) ya he visto fics de Hela x Thor x Loki. En pareja o en trío. Y uno muy singular en dónde Valquiria se dio a la miseria y la bebida porque no fue capaz de asesinar al amor de su vida malvada. Sip: Hela x Valquiria. Bien planteado, es interesante.


En fin, yo ya me cansé de escribir. Sigo dopada, sigo enojada con lo que el señor Waititi hizo con dos de mis personajes favoritos, y espero todavía que el UCM no se convierta en decepción tras decepción.


Dejando de lado el fanatismo por tal o cual personaje, ¿a ustedes les gustó el argumento de Thor: Ragnarok? Me gustarían opiniones objetivas. Tal vez yo lo veo desde mi perspectiva de fan anciana. Tal vez ya no estoy para chistes bobos todo el tiempo. No lo sé. Pero me gustaría leer sus propias conclusiones o que objeten las mías con argumentos plausibles.


¡Un beso y hasta la próxima!


Látex.